English

Al fondo de la fuente | 13mar09



Comentario de Gabriel Martínez Meave a Fondo*

 

Tocar fondo. Usamos esta frase más negativa que positivamente, pero casi no reparamos en lo que significa: llegar hasta lo más profundo, non plus ultra. Con Fondo, Cristóbal alcanza literalmente el fondo de lo que implica el oficio —el arte— del tipógrafo, en el sentido de no quedarse en la superficie y penetrar con decisión en los arcanos de la letra.

 

El proyecto de Fondo no es light. No es «lucidor». Nada de pirotecnia del vector. Si lo consideráramos como un peso tipográfico, sería un proyecto más bien heavy, que no cualquier diseñador es capaz de sacar a flote con éxito. Más que una fuente notoria, Fondo es una fuente notable. No nada más por ser la nueva cara tipográfica del Fondo de Cultura Económica —quizá la casa editorial más emblemática de México, en volumen y prosapia— sino por su sutileza, su precisión y, sobre todo, por su contención.

 

¿Contención? ¿Es contenerse una virtud? En la tipografía de texto, la respuesta suele ser sí. En Fondo, los mejores gestos están insinuados; los mejores trucos, reservados para unos pocos momentos estelares y puntuales. Las discretas alteraciones en el eje de los caracteres, las terminales precisas de belleza dórica, los refinados cambios de ángulo y grosor, la docta asimetría y el porte renacentista —garboso pero controlado— de los signos revelan sutilezas que pocos lectores notarán conscientemente pero que delatan la mano de un joven maestro, que empieza a estar admirablemente calibrado en la disciplina de la tipografía, y que ya conoce a la perfección el temple de su instrumento.

 

Tuve la oportunidad de convivir con este diseño en varias etapas de su desarrollo. Me constan la pericia, el análisis, el esfuerzo puestos en su realización. Trabajar la letra a fondo, no hay más. Hay una palabra que es mejor usar con contención, pero que no por eso es menos expresiva. Una palabra que define este trabajo: clásico.

 

———

 

* Publicado en las páginas 54 y 55 del novísimo número 12 de Tiypo, que en las otras 62 contiene la experiencia tipográfica de John Moore al diseñar Makiritare y Tepuy, dos fuentes inspiradas en motivos de pueblos indígenas sudamericanos; entrevistas a Hrant Papazian y a Jean Françoise Porchez; un abecedario ilustrado por el Dr. Alderete, Federico Jordán, Quique Ollervides, Zoveck y varios más; comentarios de cuatro tipógrafos a sendas fuentes mexicanas (además de Gabriel Martínez Meave sobre Fondo, Raúl Plancarte escribe de Presidencia, Jesús Barrientos sobre Kukulkan y Cristóbal Henestrosa acerca de Vecchia); décimas tipográficas compuestas por Juan Manuel Arboleyda y recomendaciones bibliográficas de David Ortíz Villegas. Para saber dónde adquirirla: contacto@tiypo.com.






No hay comentarios registrados




Para comentar necesitas, Iniciar sesión o Registrarse